Historia de las tijeras de barbería

Historia de las tijeras de barbería

Las tijeras son uno de los instrumentos más importantes para el trabajo de un barbero. Sin embargo, para llegar a su diseño actual, su evolución ha sido impresionante, cambiando en cuanto a forma y funciones para optimizar diversos procesos en este trabajo. Si quieres saber la “Historia de las tijeras de barbería”, aquí te lo contaremos.

Origen de las tijeras de barbería

Se tiene registrado que su origen se remonta a la edad antigua. En la cultura egipcia, romana y griega el barbero era un hombre muy solicitado por su oficio; pues estas culturas tenían costumbres muy arraigadas con respecto a la higiene personal y al corte del cabello y en si de todo el vello corporal. La depilación y afeitado era símbolo de pureza y sofisticación.

A raíz de esto y para agilizar el oficio del barbero se originaron las tijeras. Aunque estas inicialmente tenían diferentes funciones, como cortar telas, esquilar el pelaje de animales, entre otros; estas también fueron adoptadas para la higiene personal.

Inicialmente, los primeros hombres cortaban sus largas barbas con piedras filosas e instrumentos que diseñaban a partir de estas. De allí partió la necesidad de un instrumento que facilitara el corte del cabello, barba y otros objetos. Un artículo que agilizara el arreglo personal.

A pesar de que se tienen registros y pruebas de tijeras que se remontan al Antiguo Egipto; no se puede saber a ciencia cierta la persona que dio origen a este instrumento. Se atribuye su creación a la contribución de diversas culturas; que a lo largo del tiempo fueron dando vida a una herramienta que se utilizaría en diversas actividades.

En la Era de Bronce

Durante esta época es que surgió el auge de las tijeras. Su fabricación fue a base de hierro; ya que se determinó que era el material más fuerte pero a la vez más flexible que soportaría los esfuerzos continuos. Su forma consistía en dos cuchillas unidas entre sí por un mango en forma de “C”; que permitía el movimiento de apertura y cierre de esta herramienta.

Para fabricarla, este material se sometía a altas temperaturas a fin de hacerlo más moldeable. Seguidamente, la barra de hierro al rojo vivo se posicionaba sobre un yunque o bloque macizo que sirve de soporte. Una vez ubicada allí se daba forma plana a las cuchillas con la ayuda de un martillo.

Para fabricar el mango se realizaba el mismo procedimiento. Con una barra de metal al rojo vivo, esta se doblaba y se formaba una “C”; esta forma permitía la función de muelle o resorte que al ejercer presión y luego soltar se devolvía a su forma original.

Tijera Barbería Era de Bronce

Se descartaron materiales como el cobre, puesto que aunque es un material flexible su composición es muy débil. Por otra parte, materiales como el oro o el bronce, aunque eran resistentes y fuertes, no poseían un buen módulo de elasticidad.

A diferencia de las tijeras de barbería y tijeras convencionales que conocemos hoy en día; las de aquel tiempo no contaban con orificios para introducir los dedos, por lo que la presión se ejercía en el mango y con toda la palma de la mano.

Tantos hombres como mujeres tenían acceso a esta herramienta. La poda de árboles y flores con tijeras era muy común; además del corte de telas, el corte de cabello, cortes en cirugías, etc.

Evolución de las tijeras de barbería

Evolución de las tijeras de barbería

El oficio de un barbero llegó a ser de los más importantes para esas épocas; cosa que persiste hasta el día de hoy. Para la sociedad romana, griega y egipcia este oficio era de hombres, los cuales eran respetados y muy solicitados.

Así mismo, con el avance del tiempo, para los años 1930 la barbería era un sitio sagrado para los caballeros; en donde los mismos se reunían y socializaban. Era un tiempo muy personal y siempre existía un barbero de confianza.

Tal como el oficio fue evolucionando, los instrumentos de barbería también. Se pasaron de herramientas rudimentarias a materiales más modernos que se fueron modificando con el paso del tiempo.

En este sentido, las tijeras de barbería han presentado una impresionante evolución y cambio; todo para hacerlas más sofisticadas, pero sobretodo, más sencillas de utilizar, con diferentes efectos de corte, más prácticas y duraderas.

Siglo XIV y XV

Las primeras tijeras de hierro con mango en forma de “C” persistieron hasta el siglo XIV; en donde se originaron las tijeras más parecidas a las actuales. Estas tenían una estructura en la que las cuchillas se unían en el centro con un pequeño tornillo. Esto permitía su abre y cierre con más facilidad y menos presión; siendo más ergonómicas para su tiempo.

Para los años 1400, se incorpora el acero como principal material para la fabricación de tijeras. El mismo poseía la flexibilidad, resistencia y durabilidad que se necesitaba en este instrumento.

La gama de tijeras de barbería se volvió algo exclusivo. Incluso se diferenciaban por su forma, pedrería y ornamentos. Eran tijeras profesionales específicamente para el oficio de barbero. Sólo esta “sociedad” era la que podía portar tijeras de este tipo. Existían los “maestros de tijeras”, quienes llevaban un par en el bolsillo. Este instrumento llegó a ser parte del escudo de esta comunidad de barberos profesionales.

Siglo XVII al siglo XX

Para este tiempo España tenía un monopolio de exportación de tijeras a nivel mundial. Ya era un artículo que se comercializaba hasta el continente americano. Las que se creaban en este país europeo eran largas y con inscripciones labradas. Estas inscripciones contenían datos como la fecha, lugar y el artesano que fabricó dicha tijera; así como alguna leyenda o frase célebre.

Las tijeras actuales se conocen como tijeras de pivotado; puesto que hacen el movimiento de pivotar, es decir, las mismas dan vueltas sobre un eje central (tornillo), para poder abrir y cerrar.

Ya para el siglo XVIII las mejoras en las tijeras de barbería fueron impresionantes. Estaban hechas de acero, con un eje central y orificios para introducir los dedos; muy similar a las que vemos en la actualidad.

Sin embargo, no existía una empresa o fábrica como tal que forjara las tijeras; de modo que su fabricación era individual y en talleres de herrería y artesanía. Para el año 1760 es que se crea la primera empresa de fabricación masiva de tijeras: la “William Whiteley & Sons”. La primera marca de tijeras se llamó “332”, oficialmente comercializada a partir de 1791.

Durante el siglo XIX todas las tijeras eran hechas a mano. Expertos sometían el acero a altas temperaturas y con la ayuda de un yunque; y con la fuerza de un martillo le daban la forma. La innovación de los orificios o arcos de las tijeras se lograba creando una perforación en el material; que luego se ampliaba con el extremo puntiagudo del yunque.

Gracias a los avances industriales, ya para el siglo XX se crearon máquinas que suplieran el trabajo humano en la fabricación de tijeras de barbería. Esto ayudó a modernizar y simplificar los estilos y formas de estos artículos.

Leyendas y mitologías de las tijeras

Con el paso del tiempo, desde el origen más remoto de este instrumento han surgido diferentes leyendas que las involucran. Una de estas es sobre las tres Moiras o también llamadas las tres Parcas; pertenecientes a la mitología griega.

Estas tres mujeres residían en el reino de Hades, e influían directamente en la muerte de cada ser humano en la tierra. Regulaban la vida de los mortales, decidiendo cuándo era el momento de dar fin a su existencia.

La primera de las tres mujeres hilaba este hilo que simbolizaba la vida de la persona, la segunda lo enrollaba; y la tercera Moira, llamada Átropos, es quien portaba unas tijeras con las cuales cortaba dicho hilo, poniendo fin a la existencia del mortal.

El nombre de Átropos se traduce como “inevitable”; haciendo alusión a que ella era quien tenía total control de la muerte de cada persona en la tierra, y sus tijeras son las que le permitían hacer su trabajo.

A estos personajes podemos reconocerlas en la muy famosa película de Disney “Herodes”. En donde aparecen estas mujeres y una de ellas con la ayuda de sus tijeras intenta cortar el hilo o la vida de Herodes.

¿Cuál es el origen de las tijeras de barbería?

Aspectos importantes en la fabricación de tijeras de barbería

Las tijeras son uno de los instrumentos más importantes en el trabajo de todo barbero o peluquero; y por eso es que esta herramienta ha evolucionado tanto, para buscar la calidad y ergonomía en su uso.

Uno de los aspectos a tener en cuenta en la fabricación de este instrumento es el material del mismo. Desde la Edad de Bronce, los elementos en la composición de las tijeras han cambiado; pasando de hierro a acero, titanio y diferentes aleaciones de estos componentes. Mientras más resistente sea el material, de mejor calidad será la tijera.

Generalmente, las tijeras de barbería de excelente calidad están hechas de acero inoxidable. Este es una aleación que une el hierro y el carbono, y contiene múltiples beneficios, tales como:

  • Es un material duradero
  • Es resistente al sudor de las manos y al uso constante que implica el oficio de barbero. Además, posee resistencia al calor, a la corrosión, a la humedad y otros factores externos
  • Se limpia fácilmente
  • Los diseños que se obtienen de este acero son muy estéticos, modernos y elegantes. Estas tijeras pueden tener diferentes acabados, como acero satinado, acero pulido y acero vibrado o grateado.

Por otra parte, otro factor que se tiene en cuenta en la fabricación de este instrumento es la ergonomía. En parte la disciplina de la ergonomía se encarga del estudio, diseño y elaboración de herramientas que adapten a la anatomía humana. De esta forma, dichos instrumentos utilizados contribuirán al rendimiento del trabajador o persona que los utilice.

En el caso de las tijeras de barbería, la ergonomía es fundamental. Esta influye directamente en el rendimiento, desenvolvimiento y habilidad del barbero. Al contar con una tijera de excelente calidad y que se adapte perfectamente a su mano; el mismo podrá manejarla fácilmente y con el tiempo rendir en su trabajo sin verse afectado físicamente.

Y por último, también se tiene en cuenta los diferentes estilos de corte y efectos que se quieren logran sobre el cabello. Hay tijeras de barbero que sirven para quitar volumen del cabello, o por el contrario para aumentarlo. También, hay tijeras que proporcionan un corte más suave y fino.

Tipos de tijeras para barberos en la actualidad

Gracias al avance de estas tijeras a lo largo de la historia, en la actualidad hay diversos tipos según su función y material. En este sentido podemos destacar las siguientes:

  • Tijeras basculantes: estas son las tijeras de barbería y peluquería más ergonómicas del mercado. Tienen un sistema giratorio que permite la adaptación de uno de sus orificios a los diferentes movimientos y posiciones del pulgar. Incluso, hay tijeras basculantes que tienen 3 orificios.
  • Tijeras de corte: estas proporcionan un corte convencional. Son utilizadas mayormente para retoques o para emparejar el cabello.
  • Tijeras microdentadas: una característica de estas tijeras para barberos es que en una o amabas cuchillas contiene diminutas ranuras filosas; las cuales permiten que el cabello no se deslice, aportando más precisión en el corte.
  • Tijeras de esculpir: son diseñadas para dar o quitar el volumen del cabello. Estas tienen una cuchilla convencional y otra dentada.
  • Tijeras de entresacar: son muy parecidas a las de esculpir. Sin embargo, las de entresacar tienen las dos cuchillas dentadas. Gracias a esto proporcionan un mejor acabo, más parejo y uniforme. Estas tijeras de barbería y peluquería se utilizan para bajar el volumen del cabello pero manteniendo el mismo largo.

Todas estas mejoras y evolución en cuanto a la calidad, ergonomía y diferentes funciones de las tijeras; han hecho que las mismas sean uno de los instrumentos más importantes para el trabajo de un buen barbero.

A pesar de la aparición y uso de las navajas, máquinas de afeitar, brochas, jabones y cremas en este oficio, las tijeras de barbería no han pasado de moda y es más, cada vez están más de actualidad.

Historia de las tijeras de barbería desde sus inicias hasta hoy

Deja una respuesta

Your email address will not be published.