Asientos de Barbería

Asientos de Barbería

Cuando se trata de asientos de barbería, el estilo y la funcionalidad son una de las prioridades en las Barberías, especialmente si desean ofrecer un servicio cómodo y único. En las peluquerías –también llamadas como barberías o centros estéticos– es muy común encontrar estos elementos decorando la estancia, pero más allá de servir de decoración, sirven como una herramienta para que los especialistas puedan llevar a cabo su trabajo de la mejor manera posible.

El trabajo de afeitar, cortar el cabello y cualquier otra cosa relacionada, suele ser complicado si no se cuenta con el asiento de barbería ideal. En las barberías de antaño era muy común encontrar sillas de barbería que eran capaces de subir y bajar e incluso inclinarse hacia atrás para que los barberos pudieran lavar el cabello o realizar alguna maniobra que necesitara de dicho movimiento, aunque por lo general eran muy rudimentarias y pesadas, por lo que era complicado manipularlas.

Con el pasar del tiempo, las sillas de barbería se han visto beneficiadas con la tecnología que ha salido al mercado, razón por la cual se pueden encontrar modelos que ofrecen una rotación de la silla bastante sencilla y fluida, con un respaldo reclinable, capaz de soportar cierta cantidad de peso, reposapiés y hasta reposacabezas móviles que se puede extraer, dispositivo hidráulico de la mejor calidad, destinado a subir o bajar la silla de acuerdo a la altura requerida por el especialista, y muchos otros elementos más, como el tapizado y hasta el material de la base, el cual suele ser de metal o acero inoxidable.

Contar con un asiento de barbería es de gran utilidad, pero no todos las sillas son las adecuadas para un determinado espacio. Esto se debe a que algunos modelos vienen con especificaciones técnicas que pueden variar según el modelo y la marca del asiento, por lo que no todos serán los idóneos. Entonces, ¿cómo elegir el mejor asiento de barbería para una peluquería? La respuesta está en las dimensiones.

Según sean las dimensiones del local, y la cantidad de asientos que se puedan alojar, se debe tener un estimado de anchura que deberá tener el asiento para garantizar una distancia prudente, de una silla a otra, que le permita al peluquero realizar su trabajo sin interferir con el espacio de al lado. Es por este motivo que características como la altura total de la silla, la altura del asiento en función del suelo, la anchura del reposabrazos, el asiento y el respaldo, así como la altura del respaldo, el diámetro de la base de la silla y hasta el regulador de la cabeza, son muy importantes para determinar si una silla podrá cumplir con su objetivo o no.

Por otro lado, es importante destacar que en el mercado es posible encontrar modelos de asientos de barberías de todo tipo, con tapizados PVC (imitación de cuero), cuero y cualquier otra tela que duradera, y toda clase de elementos que se pueden aprovechar para brindar un mejor servicio en la peluquería. Además, también es posible encontrar modelos viejos, con menos tecnología, que podrán cumplir con su cometido y aportarán un estilo vintage al local.

En general, los asientos para barbería son uno de los mobiliarios de peluquería más importantes y vistosos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.